domingo, mayo 04, 2008

No mas aspirinas antes de dormir

Anoche, antes de caer dormido y viendo un video de Lennon, estaba a punto de caer justo en ese momento en el que ya todo te vale madres y lo que quieres es dormir cuando de pronto se escuchó en la calle, sí afuera de la casa, un par de gritos. Como a uno le sale los superhéroe (y la neta pensé en qué mendigos no dejan dormir) salí corriendo y no era nadie. Cerré y volvieron a gritar golpeando la puerta. Abrí nuevamente bien engorilado y, sorpresa, NO HABÍA NI UN ALMA.

Obviamente el asunto me quitò el sueño y como buen psiciano pues fantaseaba por un lado con la idea de un visitante del mas allá pero como adulto ps no me doy tan fácil esos lujos y esperé un rato, muy nervioso claro, a que, o volviera a suceder o algo aclarara las cosas. Pues ni pude dormir ni pasó nada así que decidí salir a comprar cigarros y justo pasando la esquina, antes de llegar a donde está la cárcel municipal vi al "Malandrín" golpear del mismo modo otra puerta y decidí alcanzarlo cuando para sorpresa mía el furtivo y travieso visitante... desapareció en medio de un muro.

Me regresé corriendo, al cabo tenía otros cigarrillos guardados por ahí. Obvio, hasta las cinco de la mañana pude conciliar el sueño.

Ugh!

2 comentarios:

PEPMAC dijo...

Orale!!!

Aterrador, de verdad aterrador

Ernie Morrison dijo...

Oye sí, no mas porquerías con el café pariente