jueves, abril 30, 2015

Ex Convento Café

El punto de encuentro entre la historia y nuestra era

Enclavado en la región mas, por así decirlo, "imposible" de la Ciudad de México (ciudad de por sí imposible cabe destacar), justo frente a la histórica y sufrida Alameda Central, escoltado por un templo honor a San Hipólito y al mismo tiempo templo religioso de los afamados devotos de San Judas Tadeo (cuenta la leyenda -comprobada personalmente- que es bastante milagroso). Café Ex Convento es parte de un también bastante histórico edificio que ocupa toda la manzana que marcan las avenidas Paseo de la Reforma e Hidalgo (hacia el oriente continuación de Puente de Alvarado, yendo hacia el centro histórico) y las calles locales Héroes y San Fernando. Ahora bien, probablemente pueda sonar a "cualquier otro punto del centro" pero definitivamente no es cualquier otro. La edificación misma, Ex Convento de San Hipólito avalado y protegido por el INAH, es simplemente el primer edificio en ser levantado en lo que luego se llamó "Nueva España".

Probablemente el edificio en la actualidad esté arquitectónicamente modificado en un 80% y solo se conserven sus muros básicos o bien sus cimentaciones y ejes pero habrá que tomar en cuenta la serie de usos que tuvo desde su creación que van de cuartel del ejercito conquistador hasta una vecindad de rentas congeladas pasando por hospitales psiquiátricos y conventos de órdenes religiosas. Por siglos, desde el XVI nada menos, la cédula de este edificio ha soportado glorias y decadencias así como sus momentos de brillo y sus momentos de obscuridad.

Actualmente su herencia cultural es uno de los símbolos mas notables del Centro histórico de la Ciudad de México. Su ubicación es bastante singular ya que se encuentra justo en el punto en donde el Paseo de la Reforma, que en esta parte es de trazo diagonal, es el crucero en donde se encuentran los puntos de distribución mas importantes: hacia el noreste la Avenida Reforma lleva a La Villa, hacia el suroeste al Bosque de Chapultepec, hacia el sur, sobre Balderas, lleva al Centro Médico Nacional Siglo XXI; hacia el oriente sobre Avenida Hidalgo lleva al Eje Central y sobre esta misma ya con el nombre de Tacuba se llega al Zócalo. En esta área, entre San Hipólito y el Eje Central, se encuentran la Alameda Central, el Palacio de Bellas Artes, la Pinacoteca Virreinal, el Museo de la Memoria y la Tolerancia, la Secretaría de Relaciones Exteriores, el teatro Hidalgo, las oficinas del SAT, el Hotel Cortés, la Iglesia de San Juan de Dios el Museo Franz Meyer, la Parroquia de la Santa Veracruz y los negocios inherentes de la zona así como bancos y un cine justo enfrente del Ex Convento Café.

Algo que probablemente hizo un tanto popular a este edificio en el siglo XX fue la cafetería y fuente de sodas llamada "La Hostería del Bohemio", fundada en 1964 por Don Rafael Rivera Trujillo y Don Alberto Usobiaga, destinada a alojar a periodistas y artistas de la ideología "Beat" (sin relación con The Beatles) en un plano bastante elitista culturalmente hablando pero que se transformó de café existencialista a cafetería comercial, y mucho, una vez en manos de los señores Enrique y Héctor Rivera Trujillo quienes le dieron el éxito que tuvo este negocio en los treinta años siguientes. Dato curioso, esta cafetería fue testigo de acontecimientos muy significativos como la noche del 2 de Octubre (Tlatelolco está detrás de este edificio algunas cuadras hacia el norte por Paseo de la Reforma y por el eje 1 poniente), el halconazo de 1971 (metro normal, muy cerca) y la historia misma del esplendor modernista del hoy caído "Hotel Regis" y el entrañable nacimiento con su Santa Claus gigante de la compañía H. Steel, también desaparecidos. Otro dato, precisamente este edificio soportó el fuerte temblor de 1957 y los terremotos de 1985. Lo cierto es que La Hostería del Bohemio dejó de funcionar en 2008 y nada tiene qué ver con "Ex Convento Café" ni ninguna otra, a pesar de que muchos insistan en haber heredado ese negocio. Aclarando el punto por los demasiados tercos apostados justamente fuera del Ex Convento diciéndole a la gente que: "Pase a la hostería, nos cambiamos enfrente....".

Regresando precisamente al Ex Convento Café, y conociendo ya la historia que le cobija, es necesario señalar sus ventajas de servicio por encima de muchos negocios del tipo muy cercanos. Comencemos por el hecho de la disponibilidad de espacio para llegar y sentarse a desayunar, comer o tomarse simplemente una de las muchas variedades de café existentes; trabajar un rato en la Lap top (léase: Chatear en Facebook), usar la tableta o el celular navegando en internet y hasta escuchar música o mirar los mejores partidos de fut bol o cualquier otro deporte en la modalidad de TV privada. Otra ventaja son los precios que compiten bastante bien contra lo oneroso de otros lugares con los mismos servicios, considerando el perfil turístico del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Quien aprecie aunque sea un poco la cultura "Retro", observará que Ex Convento Café tiene demasiados elementos que le convierten en un lugar especial y hasta se antoja decir que muy en el fondo resulta mágico. Justo a un lado, y para quienes llevan un poco de prisa, Ex Convento Café cuenta con un servicio llamado "Tortas Chabela" que cuenta con la misma excelencia y atenciones así como, a diferencia del resto de negocios en su tipo en la ciudad, con conexión Wi Fi de 10 Mb.

Desde la planta alta de Ex Convento Café se puede apreciar la majestuosidad de la Alameda Central y la imponencia de la ya muy famosa (y también algo superada por otros) Torre Latinoamericana. Si uno quiere puede rentar espacios en esa Planta Alta y un salón bien acondicionado llamado San Bernardino a cuotas accesibles.

Para un adorador de lo bueno como es un servidor, Ex Convento Café resulta un oasis en un desierto llamado "Tierra de Chilangos".

Es cuanto

Messy Blues

No hay comentarios.: